El referéndum del pueblo saharaui no puede esperar más

Mohamed Laarosi Bahía, delegado de la República Árabe Saharaui Democrática en Andalucía; Manuel Jesús Basallote Neto, responsable de cooperación de la Federación Gaditana; Samuel Versaci, Secretario provincial de PCA y Carmen Álvarez Marín, diputada provincial y portavoz de IU Sanlúcar han analizado la situación crítica que atraviesa el pueblo saharaui y han solicitado el apoyo de las administraciones para solucionar el problema de una vez por todas

03/12/2020 –  Hoy ha tenido lugar una rueda de prensa para informar sobre la situación que en estos momentos atraviesa el pueblo saharaui. En la misma han intervenido Mohamed Laarosi Bahía, delegado de la República Árabe Saharaui Democrática en Andalucía; Manuel Jesús Basallote Neto, responsable de cooperación de la Federación Gaditana; Samuel Versaci, Secretario provincial de PCA y Carmen Álvarez Marín, diputada provincial y portavoz de IU Sanlúcar.

Todos los asistentes han coincidido en afirmar que la situación que en estos momentos se atraviesa es muy delicada. Además, se ha incidido en que la información que llega sobre el conflicto no es clara, por lo que la preocupación es mucho mayor.  

En todo momento, se ha insistido en la necesidad de apoyar al pueblo saharaui, con el que tenemos una deuda histórica y se ha mostrado apoyo al Pueblo Saharaui ante la agresión marroquí que viola las fronteras y los Acuerdos de Paz establecidos en 1991 y supone además una ruptura del Alto el Fuego, tal y como ha explicado Samuel Versaci, Secretario provincial de PCA

La portavoz de IU Sanlúcar, Carmen Álvarez, expresa igualmente el compromiso con la causa saharaui y el convencimiento de su derecho irrenunciable al ejercicio del derecho de autodeterminación, que ya no puede esperar más. Álvarez, insiste en que “España no puede mirar para otro lado” y deja claro que “es inadmisible que no se tomen cartas en el asunto y se pongan en marcha todas las herramientas necesarias para solucionar el abandono al que está sometido nuestro pueblo hermano”.

Por su parte, Manuel Jesús Basallote Neto, responsable de cooperación de la Federación Gaditana, ha dejado claro que detrás de todo el problema que está sufriendo el pueblo saharaui existen intereses meramente económicos y exige que las administraciones hagan un esfuerzo real para llegar a la paz de verdad, a la que se debería haber llegado en 1991 con la celebración del referéndum. Asimismo, insiste en que es el Gobierno español es el que debe liderar la solución del conflicto y dar los pasos claros como potencia administradora, estableciendo un calendario para la celebración del referéndum.

Por su parte, Mohamed Laarosi Bahía, delegado de la República Árabe Saharaui Democrática en Andalucía, ha declarado que el pueblo saharaui lleva 30 años trazando puentes para conseguir la paz y ha lamentado el desengaño que sufre el pueblo saharaui que “no cree más en los instrumentos legales de la comunidad internacional, después de años de engaño a todas las generaciones”. Además, ha dejado claro que “hemos llegado a la situación del 13 de noviembre por la irresponsabilidad del Gobierno de España a lo largo de todos estos años, que únicamente se ha dedicado a esconderse detrás de la comunidad internacional” y ha recalcado que “la paz sin justicia no es paz”. Finalmente, en su intervención ha agradecido enormemente el apoyo recibido por el pueblo de Sanlúcar en estos momentos y a lo largo de la historia.

Hay que recordar que el pueblo saharaui lleva esperando un referéndum de autodeterminación desde que en 1991 se produjera el alto el fuego entre el ejército marroquí y el Frente Polisario y la ONU estableciera su Misión para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). Desde hace varias semanas, población civil saharaui ha estado protestando en la zona cortando esta carretera de forma pacífica con el fin de llamar la atención de la comunidad internacional en el reclamo del referéndum y de la renovación del mandato de la MINURSO, hasta que el pasado día 13 de noviembre, las fuerzas marroquíes atacaron a los manifestantes desarmados abriendo tres pasos ilegales en el muro, iniciando así un conflicto que ha supuesto la ruptura del alto al fuego. Esta decisión puede conllevar la vuelta a la guerra entre el Sáhara Occidental y Marruecos. 

Por todo ello, consideran fundamental que el gobierno español, como potencia administradora que tiene pendiente responsabilidades históricas, colabore y contribuya a la celebración del referéndum.