La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía (FSS-CCOO Andalucía), junto a CSIF y UGT, han remitido hoy un escrito al gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y al consejero de Salud y Familias en el que reiteran su compromiso con la ciudadanía y su disposición a trabajar “hombro con hombro” con las autoridades sanitarias “ante la escalada galopante” de la segunda oleada del Covid-19. Sin embargo, las tres organizaciones sindicales exigen “hoy más que nunca” mayor financiación, más personal, seguridad y salud en el trabajo, salarios dignos y una atención de calidad para el Sistema Sanitario Público Andaluz.
  29 de octubre de 2020

“Ante la escalada galopante” de la segunda oleada de la pandemia de Covid-19 que se está viviendo en todo el mundo, y con especial crudeza en Europa, en España y en las últimas semanas también en Andalucía, los responsables de CCOO, CSIF y UGT, integrantes de la Mesa Sectorial de Sanidad, han remitido un escrito al gerente del SAS y al consejero de Salud donde les reiteran su compromiso con la ciudadanía andaluza y su disposición a trabajar “hombro con hombro” con las autoridades sanitarias, como lo vienen haciendo desde la primera oleada.

Asimismo, las tres organizaciones sindicales quieren trasladar a la Administración sanitaria andaluza, en esta semana de acción europea que celebrando conjuntamente en defensa de la sanidad pública y de los sistemas de Dependencia, y que tiene su colofón hoy, 29 de octubre, las siguientes consideraciones:

  • En un ejercicio de prudencia y responsabilidad y ante la evidente situación de transmisión comunitaria del coronavirus que atraviesa buena parte de la comunidad autónoma, los tres sindicatos han desconvocado la concentración que estaba prevista para hoy frente a los Servicios Centrales del SAS como parte de las acciones reivindicativas que se suceden en las principales ciudades de España y de Europa.
  • Nuevamente hay una situación sanitaria muy complicada a la que se ha llegado fundamentalmente por una falta de determinación por parte de las distintas administraciones en la toma de medidas preventivas y por anteponer

a los criterios científicos y a las recomendaciones epidemiológicas intereses de diversa índole y, fundamentalmente, de carácter económico.

  • Una vez más, la irresponsabilidad de muchos y la falta de determinación de numerosas instituciones han hecho que toda la presión vuelva a recaer sobre los trabajadores y trabajadoras de la sanidad, de los centros sociosanitarios, de las residencias de personas mayores y sobre el personal de ayuda a domicilio.
  • Quienes cuidaron a la ciudadanía con riesgo de su salud y de sus vidas hace unos meses vuelven a estar a un paso de tener que revivir el infierno que entonces tuvieron que sufrir y que el conjunto de la sociedad no ha sido capaz de impedir que se repita, pues ni la sanidad pública ni el sistema sociosanitario han sido convenientemente reforzados, cuidados y protegidos mediante las necesarias inversiones en personal, infraestructuras y medios.
  • Hoy más que nunca y ya es tarde una vez más, es necesario exigir mayor financiación, más personal, seguridad y salud en el trabajo, salarios dignos y una atención de calidad para el Sistema Sanitario Público Andaluza, por lo que exigen recuperar el diálogo social y hacerlo productivo materializándolo en acuerdos, situar el gasto sanitario en la media de los países del entorno y, al menos, en el 7,2% del PIB y destinar un 25% de esa financiación al primer eslabón asistencial: la Atención Primaria de Salud.

CCOO, CSIF y UGT reiteran su “firme compromiso” en defensa de los trabajadores y las trabajadoras de la sanidad pública y de los servicios sociosanitarios. Asimismo, redoblarán su trabajo sindical diario en los centros asistenciales, tal y como ya hicieron durante los más duros momentos de la primera oleada del virus, y seguirán velando por reforzar la prevención de riesgos laborales, por proteger la salud laboral y los derechos del personal y por la integridad y sostenibilidad de la sanidad pública y de la red de cuidados a la población más vulnerable de Andalucía.