• Según el sindicato, se trata de un colectivo que hace de puente entre las familias y el personal de los colegios, por lo que la pandemia ha hecho que su trabajo sea más necesario que nunca.
  • CCOO ha convocado una protesta en San Telmo, el próximo martes, para exigir al Gobierno andaluz articular los procesos para que las reivindicaciones de las trabajadoras sean atendidas.

26/10/2020 CCOO-Cádiz.

Desde CCOO se recuerda que la figura del monitor escolar de los colegios públicos es una figura multidisciplinar que, aunque apoya fundamentalmente en las tareas burocráticas de equipos directivos y profesorado, también tiene competencias en las bibliotecas escolares, actividades extralectivas, transporte escolar y comedores escolares. Igualmente, se indica que en los colegios públicos hay un total de 1.598 monitoras y monitores escolares, de los cuales algo más del 39% está contratado de manera parcial con jornadas de 8, 12 ,16, 18, 20, 24 o 28 horas semanales, y que en 89% son mujeres.

En relación a este sector, el Secretario General del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Cádiz, Sebastián Alcón, denuncia que “en curso escolar marcado por los efectos de la pandemia del COVID-19, cuando más lo necesitan estos centros escolares, dados los protocolos a aplicar y el incremento de tareas burocráticas, la Consejería de Educación aún mantiene en sus plantillas a monitoras y monitores escolares con contratos a tiempo parcial, siendo el colectivo una figura que hace de puente entre familias y el personal de los colegios”.

En este sentido, para CCOO, la reivindicación de las 35 horas semanales, responde a una necesidad efectiva de los centros escolares –que necesitan la presencia de estas profesionales todos los días de la semana, durante toda la jornada escolar–, pero también porque es la respuesta necesaria que debe dar la Consejería de Educación y Deporte al volumen de trabajo que estas trabajadoras sacan adelante en un tiempo de contrato sumamente inferior a la jornada de 35 horas que hay implantada en la Junta de Andalucía.

Además, añade Alcón, “es de justicia social pagar por el trabajo que se saca adelante. No es un acto caritativo lo que estas mujeres trabajadoras demandan de la Consejería de Educación, sino que se les pague por el trabajo que realizan, en muchos periodos `a destajo´ y en horas para las que no están contratadas”.

Así, desde CCOO se indica que la Junta de Andalucía no tiene ni un solo argumento que justifique que en sus colegios se lleve a cabo esta explotación laboral y, por ello, urge a acabar con esta brecha consentida por la Consejería de Educación y se aplique aquello de `a igual trabajo, igual salario´.

Por otra parte, el sindicato denuncia que se da la paradoja de que estas trabajadoras, en una gran mayoría de casos, se ven obligadas a buscar otros empleos para conseguir salarios que les permitan subsistir, bien sea en los servicios de comedor escolar, aula matinal, actividades escolares o de transporte, que en sus propios centros escolares realizan las empresas contratadas al efecto, cuando su propio perfil profesional permite asumir tales tareas con contratos a jornada completa. Igualmente, CCOO crítica que de los 2.003 colegios que cuentan con monitoras y monitores escolares, el 51% de ellos están atendidos por trabajadoras a tiempo parcial, ya que estas, mayoritariamente, comparten más de un colegio, hecho que hace más grave la precariedad de sus empleos.

“Por todo ello, CCOO ha convocado una concentración a las puertas del Palacio de San Telmo en Sevilla, sede la presidencia del Gobierno andaluz, el próximo martes 27 de octubre, donde se exigirá a la Junta articular los procesos necesarios para que las reivindicaciones de estas trabajadoras sean atendidas”, finaliza Alcón.