Un año más, el colegio Maestra Caridad Ruiz de La Algaida se convirtió en escenario de homenaje con motivo del Día de la Mujer Rural por parte de su comunidad educativa, que quiso reconocer la labor y el trabajo de cuatro mujeres que ligadas a la tierra que prestan una gran servicio a la sociedad través de la asociación de madres y padres del centro y de dos conocidas asociaciones de esta zona agrícola.

Rosa María García Ruiz, presidenta de la asociación Las Tricotonas,, Almudena Rodríguez López y Ana Fernández Aguilocho, del AMPA del colegio, y María Dolores Rodríguez Galán, presidenta de la asociación de mujeres Ager Veneriensis de Bonanza, recibieron el homenaje en un sencillo acto que se celebró en el patio del colegio, ante un reducido número de personas, entre las que se encontraban el alcalde, Víctor Mora, el primer teniente de alcalde, Javier Porrúa (Cs), la delegada de Educación, Rocío Sumariva, y el delegado especial de la Algaida, Francisco San Nicolás.

Antes de la entrega de los reconocimientos, Pilar Alonso, coordinadora de igualdad del centro escolar, repasó la situación de la mujer en la historia y en especial de la mujer rural hasta nuestros días.

Posteriormente, cada una de las homenajeadas recibieron el cariño de amigos y familiares, quienes en sus intervenciones mostraron las cualidades que las hacen merecedoras de este reconocimiento público.

El director del colegio Diego Castro, destacó, en este sentido, el “gran corazón de todas y cada una de ellas”, subrayando que “necesitamos mujeres como ustedes, referentes en esta provincia”. .

El acto lo cerró el alcalde, recordando que en estos años, en este día tan señalado, se han homenajeado a las ‘abuelas’ de la zona, a aquellas mujeres que comienzan a tener cargos de relevancia “y hoy homenajeamos a las mujeres que son el presente y el futuro del mundo rural”.

Para cada una de ellas tuvo palabras cariñosas y de reconocimiento, destacando su trabajo desinteresado por los demás a través de sus respectivas asociaciones.

El alcalde finalizó recordando la importancia de lograr una sociedad igualitaria. “Queda mucho por recorrer, y lo que más miedo da es que en esta materia cada paso hacia adelante cuesta mucho, pero los pasos atrás cuestan muy poco. Los momentos de crisis siempre lo sufren la igualdad y la mujer. Y debemos defender la igualdad, porque así defendemos a nuestros hijos e hijas, y un país con igualdad es un país con futuro”, apostilló.

Sanlúcar de Barrameda, viernes 16 de octubre de 2020